¡El mundo se ha vuelto loco! Nos pasamos el día de pantalla en pantalla

¿Hacerse amigos? No, ahora te siguen en twitter. ¿Ligar y que te pidan el número de móvil? No, ahora te agregan a Facebook, Tuenti y hasta Skype. ¿Invitar a cenar para agradecer algo? No hay necesidad, ahora te dan las gracias públicamente en su muro. ¿Mandar un sms? ¡Eso es de locos! El Whattsap es el rey de la comunicación. Todo lo que aprendimos en brevedad se ha ido a la porra con el Whattsap. Palabras como resumir, sintetizar o abreviar se difuminan en las páginas de los diccionarios. Si, esos que andan olvidados en alguna estantería de tu casa.

Todos en mayor o menor medida hemos sido contagiados por este virus de las pantallas táctiles. ¡Que hasta los qwerty se están quedando atrás!

Nos despertamos y la luz cegadora de nuestras pantallitas del móvil nos arranca las legañas en segundos sin piedad. De camino al trabajo ves zombies que deambulan por la calle entregando los primeros minutos de consciencia a leer su correo, noticias, actualizaciones de Facebook, Linkedin, Whattsap y a ponerle banda sonora al estruendo de la ciudad que lleva horas despierta. Es lunes y miras la predicción del tiempo del fin de semana. ¡Lo bueno es que todos nos hemos transformado a golpe de click en Roberto Brasero en esas conversaciones de ascensor!

Hay quien lee en sus super Kindle… que quizá es que me estoy quedando obsoleta pero aún le veo el encanto a eso de cargar con tu libroladrillo y deslizar ágilmente los dedos página a página para acabar tu momento de evasión doblando vilmente esa página que “te quedó a medias”. En el trabajo marcas el ritmo de la jornada aporreando el teclado, clikeando sin pausa y por supuesto, sin olvidar comprobar tu minipantalla móvil que te abre los ojos al mundo. Ese mismo que por la mañana te olvidaste de observar.
Las luces iluminan la ciudad, llegó la noche. Si ves la televisión…¡zas! Recapacita. Tu día pasa de pantalla en pantalla. Somos víctimas del síndrome del videojuego que nos inculcó un fontanero regordete con cara de bonachón.”Pasarse pantallas”.

Individuos, empresas… todos estamos infectados y desvalidos en un nuevo entorno en el que resuta difícil discernir hasta dónde llegarán los tentáculos binarios.

En definitiva, hasta los gurús del sector andan a gatas en el mundo del Social Media.Nadie tiene la respuesta pero ¿no hacer nada podría pasarte factura?

Anuncios

Acerca de guzmanizer

Licenciada en Comunicación Audiovisual. experta en Marketing Digital, Comunicación Corporativa, Protocolo y Asesoría de Imagen. Apasionada de la comunicación colaborativa que no corporativa, del chocolate, la cocina y los planes al sol.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡El mundo se ha vuelto loco! Nos pasamos el día de pantalla en pantalla

  1. Pingback: ¿Habla tu nevera?¿Vaqueros conectados a facebook? ¿Juguetes que cobran vida? ¡Minority Report ha llegado! | guzmanizer

  2. Sí! Ahora es un mundo al revés.

¿Qué te parece? Deja tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s